Es aquel trabajo que realizamos sobre la articulación temporomandibular (ATM o Articulación temporomandibular). Realizamos fisioterapia especializada cuando existen problemas asociados a la ATM y la musculatura de la mandíbula, así como todas las estructuras que tienen una relación directa o indirecta con la misma, como los dientes, la cabeza y las cervicales, ya que la patología del cuello puede tener una relación directa sobre la mandíbula.

Los desórdenes de esta articulación cursan de manera habitual con: presión de los dientes nocturna, fatiga y/o dolor de la musculatura de la mandíbula, dificultad para abrir la boca, ruidos articulares, dolores de cabeza y cuello. Puesto que este desorden afecta al sistema articular, muscular y capsular, la fisioterapia es una buena herramienta para el tratamiento de esta patología, pero siempre en complemento con el tratamiento de otros profesionales (odontológos, maxilofaciales…)

Actualmente, estos problemas son muy frecuentes y muchos de ellos derivados de procesos de extracciones dentales (sean complicadas o sencillas), traumatismos (frecuentes en niños), puesta de implantes

Es decir, la fisioterapia realiza un tratamiento COAYUVANTE  en los procesos de trabajo en la boca tanto en niños como en adultos; por ello trabajamos con el apoyo de los profesionales odontólogos, odontópediátricos, maxilofaciales,   que buscan abarcar todas las esferas del paciente y realizar un trabajo multidisciplinar.

La ATM  es lo que llamamos un captor postural, y por tanto nos afecta cualquier modificación en ella, provocando cambios en otras estructuras cercanas o no. Un ejemplo práctico y curiosos, son los numerosos niños que solemos tratar con dolores en sus pies inespecíficos, provocados por los cambios que se van sucediendo mientras llevan los tratamientos  de ortodoncia,  que se solucionan con un trabajo en la boca.