La historia desde el principio por favor… QUE ES LO NORMAL Y LO NATURAL

Hoy voy a intentar explicaros una idea que le muestro a mis alumnos de osteopatía, y que me expuso en su momento un profesor llamado Maximiliem Girardin* y que me hizo reflexionar mucho sobre mi papel de terapeuta y de ese ENFOQUE Y DIAGNOSTICO GLOBAL DEL QUE TANTO HABLAMOS.

Hablamos constantemente con términos anatómicos, patológicos, fisiológicos, pero tras casi 10 años de experiencia clínica, en ocasiones tenía la sensación de que nos guiábamos por modas, por tendencias y que no entendíamos por completo “cómo funciona el cuerpo de nuestro paciente”. Y esto a pesar, de seguir constantemente nuestra formación, con la sensación de que cada uno nos muestra “ su verdad” y que mi generación por desgracia se divide en dos opiniones de terapeutas ( respeten mi opinión ) : unos de nosotros, se guían por modas, por aprender miles de técnicas, a al cual más invasiva ( siempre he dicho que tenemos algo de médicos frustrados), y otros, que sí que intentan, tener actitud crítica y científica, pero que en su práctica clínica, se enfrentan con cosas que no tienen base, pero que ocurren demasiadas veces en consulta, como para que sea una casualidad; un ejemplo de ello, es la relación de los problemas de la boca y la inestabilidad lumbosacra, o la relación directa entre un buen tono de la musculatura de cierre de la boca y la dilatación exitosa en el parto…( si , demasiada información pero prometo explicarme poco a poco…). Vemos esas relaciones en la práctica clínica, y no podemos explicar por qué… esa segunda clase de terapeutas sentimos que nos faltaba algo… (Yo me incluyo en este grupo).

Por tanto, cuando decides tomar cartas sobre este asunto, te das cuenta que tenemos que empezar desde el principio, dejarnos de interpretaciones, ir al origen… ANATOMIA, HISTOLOGIA, FISIOLOGIA…NO HAY MÁS; Y es ahí cuando averiguar que esa relación entre boca y pelvis, no es por un tendón central (no os tiréis de los pelos ¿vale? no señor) si no por nuestro sistema venoso cráneo-vertebro-sacro… y que alegría me da ver como hay matronas y fisioterapeutas de suelo pélvico y podólogos que ya son conscientes de ello con sus pacientes. Que maravilloso es un equipo multidisciplinar. ¡No estamos solos!

¡Pacientes! Tened paciencia y seguid leyendo… todo esto lo digo porque NO CONOCEMOS Los PRINCIPIOS NATURALES DE LA NATURALEZA, QUE SON LOS MISMOS PRINCIPIOS QUE RIGEN EL CUERPO DE NUESTRO PACIENTES… ASI QUE POR AHÍ DEBEMOS EMPEZAR

Semejanza entre nuez y cerebro

Aquí tenemos una nuez, la naturaleza ha resuelto de la misma manera, el crecimiento de una masa (nuez y cerebro) encerrada en una estructura rígida externa, ¿cómo se parecen verdad? La naturaleza ha seguido los mismos principios naturales y por ello tienen la misma forma (aunque ya sabemos que la función no es la misma…)

Raíces Arbol
Raíces Arbol
Arboles Bronquiales Pulmón
Arboles Bronquiales Pulmón

Y así pasa con otros muchos ejemplos, la semejanza las raíces de los árboles que buscan recoger los nutrientes del suelo y los “arboles bronquiales que pertenecen a un pulmón” de donde recogemos nuestro nutriente principal que es el oxígeno… por tanto, nosotros formamos parte de la NATURALEZA Y NOS REGIMOS POR ESOS PRINCIPIOS… eso es LO NATURAL Y LO QUE DEBEMOS ESTUDIAR, pero para ello debemos conocer que procesos originan esa forma, porque en la naturaleza todo funciona para buscar la eficacia y eficiencia, y el cuerpo humano es una gran máquina perfecta y sobre todo MUY MUY COMPLEJA.

Ahora te pregunto a ti paciente… ¿es natural las reglas dolorosas? ¿Tener dolores de cabeza semanales? ¿Estar siempre agotado y sin fuerzas para empezar el día? ¿Tanta gente que tiene intolerancias alimenticias? ¿Es normal no ir al baño todos los días? Y LA RESPUESTA A ESTO DEBERIA SER NO… (ES MUY NORMAL, EN MUCHOS PACIENTES…PERO NO ES LO NATURAL) ¿Me seguís? ¿Veis por dónde voy?

Como terapeutas también hemos cometido ese error, CONFUNDIR LO NORMAL COMO SI FUERA NATURAL y no debemos caer en eso; sería lo fácil decirle a un paciente frases como:

  • “Es normal que te siga molestando la espalda, es que te sientas muy mal… o no has hecho todos los ejercicios que te comenté”
  • “Es normal que no mejores, no vienes todas las sesiones semanales que te dije…”
  • “Llevamos 15 sesiones y esto va muy muy lento, es normal…”
  • Si hay ese problema X en la rodilla tú no debes correr más (aunque el paciente te indique que es una de las cosas que más le gusta hacer…)

Esta última frase resuena en mí… porque antes de esa contestación lapidaria de cualquier profesional de la salud, hay muchas opciones de lucha antes de resignarse.

No estoy diciendo que en ocasiones haya causa justificada para este tipo de comentarios…pero desafortunadamente ES LO NATURAL PERO NO ES NORMAL. (Un ejemplo de ello es la cantidad de pacientes que mejoran con muchos menos ejercicios de los que se le mandan en un principio…pero ahí ya me meto en otro tema…)

Por el contrario, EL EDEMA Y EL PROCESO INFLAMATORIO, ES ALGO NATURAL… y si logramos entenderlo nos aprovecharemos de él, para la mejora de nuestros pacientes.

Cuando un paciente viene diagnosticado por ejemplo, por un dolor en epicóndilo (también llamado “codo de tenista “) siempre le comentó que yo no me conformo en saber ponerle nombre a su lesión, sino el averiguar el POR QUÉ su cuerpo ha comenzado ese proceso que es natural, y porque ahora lo mantiene y lo hace crónico… ahí está la cuestión. Los pacientes, lo comprenden enseguida y el proceso que iniciamos juntos es mucho más comprometido y consciente. Les explico la anatomía, las diferentes hipótesis que puedo barajar en el diagnóstico (a veces un caso con muchos meses de evolución me hace pensar en un plan a y un plan B) pero siempre anticipándome a lo que pueda ocurrir para tener control sobre el proceso de recuperación y no llevarnos “sorpresas” que retrasarían el proceso ( y si… hablo bastante en las primeras visitas, por eso voy con retraso).

Es cierto que cada tejido necesita una recuperación diferente, porque tiene diferentes tiempos de mejora (se ve claramente, por ejemplo, en los tiempos que se emplean en una fractura de hueso más largos que en una contusión muscular).

Otro ejemplo, si conoces la estructura del tendón, es pensar erróneamente que el reposo le irá bien, cuando es todo lo contrario, un tendón NECESITA CARGA, TRABAJO (controlado, claro, pero al fin y al cabo trabajo), y que el paciente va a tener dolor en muchos casos durante ese trabajo y que eso es NATURAL, y DEBE SABERLO.

Solo desde el respeto, conseguiremos resultados duraderos (Si si, no me he equivocado en la rehabilitación tendrá dolor… pero que vigilaremos bajo unas pautas que el paciente tiene claras y controlará la carga de trabajo diaria sobre el tendón dañado). En un tendón… podríamos elegir… recuperar la zona dañada… (los amigos de la EPI estarán deacuerdo con ello) o fortalecer, potenciar las zonas del tendón que aun no están dañadas y que suplirán a la que NATURALMENTE ha dejado de ser útil… esta es mi opción siempre en la clínica, basándonos en el protocolo de Jill Cook , una de las mayores fisioterapeutas especialistas sobre el tendón, bajo numerosos estudios científicos con gran relevancia internacional, y con grandes resultados prácticos).

Ya siento la oleada de desacuerdo en todo el mundo de la fisioterapia deportiva, donde la prioridad es siempre acortar tiempos ( los buenos profesionales siempre lo hacen con cierto grado de seguridad, yo misma he estado trabajando muchos años con esa adrenalina del deporte de competición), pero aún así, el tejido es el tejido… y tiene su tiempo… y como algo curioso hay que pensar que todo ese estrés al que se ve sometido el cuerpo de un deportista de alto nivel, siempre conllevará un envejecimiento prematuro, siempre pasa factura…no porque nuestro cuerpo sea caprichoso, sino porque es NATURAL , que si sometemos a estrés continuado, con exigencia … envejezcamos. ( Y ahí dejo otro dato que pasa en ocasiones cuando una persona nota de un día para otro que le han salido canas…¿ ha envejecido de repente? Pues si…ocurre y es natural, cuando alguien se ha sometido a un estrés muy muy grande, emocional o físico… ¿qué os parece?)

Pero hemos convertido LO QUE NO ES NATURAL EN NORMAL, y en nuestra cabeza instintivamente lo convertimos en algo NATURAL ¡¡CUANDO NO LO ES!!

Así que, ¡PACIENTES! buscad a profesionales que se preocupen por ver que es lo NATURAL Y QUE NO SIGAN LA NORMA, QUE SE PREOCUPEN POR SABER que lenguaje habla nuestro cuerpo y que RESPETE todos sus procesos; y escucha a tu INSTINTO ¡TERAPEUTAS COMPAÑEROS! No nos queda otra que empezar la historia por el principio… Pero sin resúmenes por favor… que ya hemos perdido tiempo suficiente (y lo digo porque de manera curiosa, los libros de anatomía descriptiva y fisiología se resumieron a partir de la segunda guerra mundial, ya que los médicos debían aprender muchos procesos técnicos y “resumieron” la anatomía, que es la actual anatomía que estudiamos y que estudie en su momento en fisioterapia y osteopatía…así que LA HISTORIA POR EL PRINCIPIO POR FAVOR… nuestros pacientes ya se están beneficiando de todo esto.

Empoderar al paciente, informar, hacerlo consciente de que su cuerpo hace el trabajo, y ayudarlo a entender los procesos por lo que va a pasar su recuperación, forma parte de nuestro trabajo.

Prometo que las próxima semanas, me pondré en modo práctico con algún caso clínico… y expondré libros interesantes para leer, artículos científicos que merezcan la pena…etc, pero hoy era momento de reflexionar. Porque como dije en la anterior entrada, nos estamos conociendo. 😉

Lucía

*Gran profesor de histología, y osteópata con un gran pensamiento lateral, fundador y profesor en Evost & Morphologicum que lleva un espléndido blog, que podréis encontrar si lo seguís en su facebook con su nombre.

Leave a reply